Javier Enrique Zambrano Vega tiene 29 años.
Publicidad

Esta es la historia de Javier Enrique Zambrano Vega, un músico venezolano que deleita a los transeuntes de las calles de Ocaña con su saxofón.

La crisis del vecino país de Venezuela ha llevado a que muchos artistas abandonen la tierra que los vio nacer para buscar el sustento de sus vidas en otros países. 

Javier Enrique Zambrano Vega es uno de esos artistas que llegaron a Colombia con el objetivo de sobrevivir por medio de la música, deleitando a los ocañeros con su talento. 

Para Javier la música lo es todo.

Este músico de profesión, nació en San Cristóbal, en el estado Táchira en Venezuela y tuvo la oportunidad de tocar en el histórico Teatro Chatelet de París. 

Actualmente recorre las calles de la ciudad con el grupo musical ‘Serenata Bailable’, pero hace unos años atrás tocaba en teatros de Francia, Bélgica, España y Holanda.

LEER: ‘El Mono’ y su carreta abarrotada de conocimiento

RECORRIENDO EL MUNDO

Zambrano Vega estudió la licenciatura en música con especialidad en dirección de orquesta en Caracas, Venezuela, formando parte del Sistema Nacional de Orquesta de su país. 

Integró la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, una de las más importantes de Venezuela y latinoamérica. Con ella visitó muchos países. 

Javier tuvo el privilegio de tocar con la orquesta de su país en importantes teatros, como el Open-air Theater de Valkenburg, en Países Bajos y el Chatelet de París, Francia.

Además estuvo presente con la orquesta en el Palacio de exposiciones Kursaal en Suiza, el Palau de la Música en Valencia, España y en el Auditorio León Greiff en Bogotá. 

LEER: Los Felibres: la representación literaria más importante que ha tenido Ocaña.

TEATRO CHATELET DE PARÍS

El Teatro Chatelet de la ciudad de París en Francia, es el lugar más emblemático donde este joven músico ha estado, un auditorio en el cual han participado grandes exponentes del arte mundial.

En este templo de la música parisina se estrenó el ballet ‘Parade’ del compositor y pianista francés Erik Satie, un precursor del minimalismo y el impresionismo.

Javier Zambrano en el Teatro Chatelet de París, Francia.

También hicieron presencia en este teatro, el compositor ruso Chaikovski, con sus reconocidas obras como el ‘El lago de los cisnes’ y ‘La bella durmiente’

Desde 1906 se convirtió en un representativo lugar de ópera y ballet en el país de ‘La Marsella’, siendo en 1980 remodelado y bautizado como Théâtre Musical de Paris.

LEER: ‘La Casa Amarilla’, una esperanza colorida para el arte de Ocaña

HERENCIA

Para Javier la música es la medicina espiritual para las personas y desde muy niño tuvo una conexión con esta expresión artística que le inculcó su padre Víctor Hugo Zambrano.

Su progenitor es violinista y desde pequeño le enseñó a tocar el violín, generando en él la motivación para conocer y aprender a tocar otros instrumentos musicales. 

Catedral Santa Ana.

Estuvo tocando durante un tiempo instrumentos de percusión, pero se especializó y estudió en profundidad el clarinete, un instrumento que tiene un 90% de parentesco con el saxofón.

Es así como actualmente sobrevive regalando sonidos agradables con el saxofón, interpretando diferentes géneros musicales por las calles de Ocaña. 

LEER: Motilonas Rap, la voz protesta del Catatumbo

UNA FAMILIA DETRÁS 

El grupo musical ‘Serenata Bailable’ del cual hace parte Zambrano, son músicos cabezas de familias. En el caso de Javier, debe responder por el sustento de sus padres.

Su padre y su madre viven en San Cristóbal, Venezuela y él debe mandar dinero para su sustento, pero además debe buscar las medicinas que no consiguen en su país. 

La música para él lo es todo y la que le ha abierto las puertas donde ha llegado, conociendo muchos lugares del mundo y brindando un poco de armonía en las personas.

Recuerda, si te encuentras por la calle a este par de músicos, no olvides apoyarlos, puesto que son ellos los que regalan un poco de paz con su música. 

LEER: Catatumbo Rock Festival; auténtico, cultural y solidario

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here