Extinción de dominio a una casa donde estuvo secuestrado ocañero

El predio está ubicado en el municipio de Río de Oro, que sirvió como lugar de escondite para un secuestro perpetrado en 2020.

El 28 de febrero de 2020 fue secuestrado en una finca ubicada en la vereda Santa Lucía, del municipio de San Martín, el ganadero ocañero Juan Pablo Castillo Esper.

Los delincuentes se lo llevaron para una zona rural de Río de Oro, Cesar, donde estuvo preso de su libertad 114 días, muriendo lamentablemente en cautiverio. 

En julio de 2020, las autoridades dieron con el paradero del Castillo Esper y activaron el operativo de rescate para devolverlo al seno de su familia. 

Sin embargo, en el operativo hubo un cruce de disparo entre la Policía y los delincuentes, muriendo por un tiro de gracia el ganadero oriundo de Ocaña.

LEER: Coca represada en el Catatumbo ¿Qué está pasando?

EXTINCIÓN DE DOMINIO

Dos años después de ocurrido este hecho de sangre, la Fiscalía General de la Nación hizo una extinción de dominio sobre el inmueble donde estuvo retenido  Juan Pablo Castillo Esper.

El inmueble donde estuvo encerrado el finquero fue ocupado y quedará a disposición de la Sociedad de Activos Especiales -SAE-. 

Los secuestradores se hicieron pasar como integrantes del frente Camilo Torres del Ejército de Liberación Nacional -Eln-, que pedían $2.500 millones por su liberación. 

En 2020, luego de una investigación de las autoridades,  fueron capturados siete personas, señaladas de ser responsables del secuestro y posterior homicidio de la víctima. 

LEER: La piscicultura como reemplazo de los cultivos de coca en el Catatumbo

le puede interesar