Conmoción en Ocaña por esta nueva víctima fatal.

La joven arquitecta de 24 años de edad dejó de existir pasadas las cinco de la madrugada en la ciudad de Bucaramanga, luego de luchar por 22 días con las heridas provocadas por delincuentes el pasado nueve de diciembre en una discoteca cerca a ‘Coco Disk’.

Este año nuevo no será feliz para los ocañeros. La delincuencia nos arrebata otra de nuestras hijas más hermosas.

Hace unas horas falleció en Bucaramanga la que se constituye como la tercera víctima fatal de la balacera del pasado nueve de diciembre.

Daniela había salido de la Unidad de Cuidados Intensivos -UCI-, pero una perforación en uno de sus intestinos complicó su estado de salud.

Daniela era una típica mujer ocañera, llena de belleza.

En el hecho murió Kevin Danilo Rojas Rubio, 13 días después Luis Fernando Moreno Contreras falleció en la ciudad de Cúcuta.

Hoy, 31 de diciembre nos confirman el deceso de la joven ocañera, quien era atendida en la capital de Santander.

LEER: Ocaña de luto, falleció Luis Fernando Moreno, uno de los heridos en balacera del nueve de diciembre

JOVEN DE SUEÑOS

Bachiller de la Institución Educativa Francisco Fernández de Contreras, viajó a Cúcuta a cumplir con el sueño de ser arquitecta.

Fue en septiembre de este año cuando Daniela cumplió uno de sus más anhelados deseos: se graduó de arquitectura.

Daniela saliendo de su grado como arquitecta en compañía de sus familiares.

En sus redes sociales se podía evidenciar que era una joven aventurera, con ganas de vivir y con una belleza típica de la mujer ocañera.

Hija de los docentes Aridez Contreras y Ángela Peñaranda, Daniela tenía un hermano menor, Fernando José Contreras Peñaranda. Familia que hoy pierde a la luz de su existencia.

Desde este medio digital extendemos un mensaje de condolencia a sus familiares y amigos ante esta triste perdida. Vuela alto Daniela.

LEER: Estos son los presuntos responsables del asesinato de Kevin Danilo Rojas Rubio

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here