Las barbatuscas hacen parte de la tradición gastronómica de Ocaña-

Julián Estrada Ochoa, uno de los personajes más activos del periodismo gastronómico colombiano habló para el diario El País de España sobre las grandiosas mesas culinarias que tiene Colombia, recalcó la comida de nuestra ciudad.

Julián es un cronista y antropólogo antioqueño que empezó a resaltar la comida de nuestro país hace más de 30 años en el diario El Mundo, trabajó también en Revista Semana.

Entre los años 2004-2009 realizó una investigación titulada “Colombia de Sal y Dulce”, donde recorrió por cinco años todo el país, para conocer la riqueza que hay en su cocina.

Resultado de imagen para Julian Estrada periodista
Julián Estrada Ochoa.

 

No se define como un cocinero profesional, es un antropólogo que va destapando ollas y calderos en remotas regiones del país, dando a conocer la riqueza cultural que llevan esos fogones.

Y es así, como conoce nuestra cocina, caracterizada por la arepa ocañera, por el bollo de maza o bollo limpio como dice la abuela o la mamá en la casa, entre otros platos típicos.

LEER: María José Plata Jácome, una reina inteligente, hermosa y social

‘PERICO CON BARBATUSCA’

Este perico de huevo es tan ocañero como la Virgen de Torcoroma y nos gusta tanto, que lo acompañamos siempre con una arepa hecha en fogón de leña y cubierta por una hoja de plátano.

Es por eso, que Estrada lo dio a conocer en el diario El País a sus lectores; ¿quién podrá decir que no a este mangar de la cocina ocañera? ¡Nadie! Ha estado toda la vida en nuestra mesa.

Resultado de imagen para huevos barbatusca
Las barbatuscas se producen en Ocaña en los primeros meses del año.

Pregúntale a tu madre y te dirá que las flores de barbatusca florecen en tiempos de semana santa, las recoges y buscas ese molino tradicional en nuestras casas.

Mueles las flores y la echas en el perico de huevo, cuando ya esté el frito, agarras una arepa recién hecha y te sampas esa ambrosía poco conocida en otras regiones. ¡Qué rico ser Wicho!

LEER: Cristian Molina Pacheco, de trabajar en el campo a brillar en el fútbol colombiano

2 Comentarios

  1. Excelente artículo que me hace recorrer los años de mi infancia y adolescencia recordando este plato típico de mi tierra bella, de Ocaña blasón de historia y alegría
    Gracias

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here