Oscar David ya está en Medellín al servicio de uno de los equipos más importantes de Colombia.
Publicidad

Oscar David Ropero Vásquez es el niño que llena de orgullo la tierra de su padre, al hacer parte desde mediados de este mes de la categoría 2011 del Club Atlético Nacional en la ciudad de Medellín.

La familia Ropero Vásquez hoy ven con orgullo el gran logro de su hijo. Desde que era muy pequeño, David mostraba un talento deslumbrante para jugar con la pelota.

El proceso que empezó desde el año pasado, hoy tiene a David de ocho años de edad como jugador profesional de las divisiones menores del ‘Verde de Antioquia’.

Oscar David con sus padres, quienes debieron mudarse Medellín para que su hijo cumpla su sueño.

A su corta edad, Oscar David muestra unas características exuberantes con el balón, lo que motivó a sus entrenadores a llevarlo a pruebas con el equipo paisa.

Esta es la historia de un ‘chiquitín’, que nació en Magangué, Bolívar, pero que su niñez la ha compartido entre el municipio de Ábrego y Ocaña.

LEER: Cristian Molina Pacheco, de trabajar en el campo a brillar en el fútbol colombiano

PROCESO FUTBOLÍSTICO

Oscar inicia su carrera en el municipio de Ábrego, donde mostraba lo hábil que era con la pelota. Fue allí donde su padre lo inscribe por primera vez en una escuela de fútbol.

Por falta de apoyo gubernamental, la escuela a la cual pertenecía desapareció y este ‘crack’ de la región se quedó sin un lugar para desarrollar su talento.

Su padre Oscar Emilio Ropero Guerrero, guardián en ese entonces de la cárcel Modelo, decidió mudarse con su familia a Ocaña e inscribir a su hijo en la filial de Atlético Nacional.

Este pequeño en estatura, pero grande en talento, cautivó con su ingenio futbolístico a sus entrenadores, quienes llevaron a Oscar a pruebas en Nacional.

LEER: Ocañero a un paso de integrar las divisiones menores de Atlético Nacional

DON DE FUTBOLISTA’

Desde los tres años este ´pequeñín’ comenzó a pedir balones y guayos, ese sentimiento de querer hacer fantasías con el esférico, lo está llevando por el camino que tanto sueña.

¿Alguna vez han escuchado en el mundo del fútbol que no hay zurdo malo?, bueno, esa teoría se comprueba desde los tres años en la vida de Oscar David Ropero Vásquez.

Este pequeño ‘crack’ es una estrella renaciente de Atlético Nacional.

Tímido por fuera del campo, pero atrevido dentro del mismo, Oscar toma la redonda en los pies y sus temores quedan a un lado; Allí nace la magia.

La lleva pegada siempre a la parte externa del pie, como lo estipula la naturaleza de los zurdos, porque en esta parte del cuerpo es donde más a gusto se siente.

LEER: Periodista ocañero se estrenó como narrador en Win Sports

TALENTO HEREDADO

Su padre Oscar Emilio Ropero Guerrero, siempre soñó con ser futbolista. Creció en Ábrego, pero a los 18 años se dio cuenta que el fútbol no le daría de comer y tuvo que trabajar.

El abuelo, Oecar Emilio Ropero Tarazona también fue un gran futbolista. Sin embargo, tampoco pudo cumplir su anhelo de ser jugador profesional. Oscar David hoy materializa el sueño de dos generaciones.

Su padre, Oscar Emilio siempre fue un amante del deporte.

Oscar Emilio y su esposa Evelin Patricia Vázquez Meza, junto a sus hijos Sara Sofía y Jerónimo son el apoyo incondicional de este ‘genio’ del balón.

Seguimos creyendo en el talento de nuestra región, por eso deseamos éxitos a nuestro ‘crack’ Oscar David. Sabemos que la romperás en el fútbol.

LEER: María José Plata Jácome, una reina inteligente, hermosa y social

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here