El Catatumbo no es solo violencia como lo pintan muchos medios de comunicación, es una región con una riqueza natural, artística y cultural de admirar.

Pintura y pincel son las armas que utiliza Iván René Ramírez para retratar en las paredes del Catatumbo la belleza cultural de los pueblos campesinos e indígenas. 

‘Asimétrico’ como es su nombre artístico, es un joven de 26 años, nacido en el municipio de El Tarra, que por medio del muralismo genera diferentes gritos visuales. 

Los murales son una expresión artística donde Iván deja un mensaje de amor, paz, lucha, vida y esperanza, en un territorio tan golpeado por la violencia. 

Para él, el arte hace a las personas más sensibles antes las situaciones de la vida diaria, por eso quiere plasmar en sus creaciones las realidades que vive su región. 

LEER: ‘Soy Catatumbo’, la cara hermosa de un territorio en guerra

HERENCIA ARTÍSTICA 

La pintura y la música han estado conectadas desde la infancia con este catatumbero, puesto que su familia la integran varios artistas. 

Su abuelo fue músico de fiestas rurales, que por medio de diferentes instrumentos musicales armonizaba con su talento las parrandas en los caseríos. 

En la pintura, su influencia fue de un tío autodidacta, que tenía una bodega con pinturas y objetos como piedras, carbón de leña, tiza y flores que utilizaba como herramientas. 

El estar rodeado por estas habilidades lo condujo por los senderos abstractos, para seguir con orgullo la herencia artística que les dejaron sus grandes ascendientes.

LEER: Cristian Molina Pacheco, de trabajar en el campo a brillar en el fútbol colombiano

LOS MURALES

Comenzó en el mundo del muralismo a la edad de 16 años, en compañía de un grupo de amigos, que visualizaban en piedras, paredes viejas y árboles sus dotes pintorescos. 

Al ir creciendo, empezaría a crear murales más organizados, con el objetivo de plasmar en ellos un mensaje, generando empoderamiento en las comunidades. 

El Tarra, San Pablo, El Aserrio, La Vega de San Antonio, Convención, Guamal y Ocaña, son algunos de los lugares donde quedó expresado el talento de este tarrense. 

Su mayor aspiración es poder llegar a la gente, que se sientan identificados al ver las paredes coloridas y producir algo con cada obra, ya sea una risa, reflexión o madrazo.

LEER: ‘El Mono’ y su carreta abarrotada de conocimiento

VIVENCIAS

Desde muy pequeño le ha tenido miedo a las armas, siente mucha perturbación escuchar disparos. Vivir en zonas de conflicto le ha dejado diferentes vivencias. 

Salir de la casa en el Catatumbo le genera terror a muchos niños. Este fue el caso de ‘Asimétrico’, que estuvo inmerso en un fuego cruzado cuando se dirigía a su colegio.

De igual manera, sufrió junto a su familia el desplazamiento, una de las tantas problemáticas que tienen que vivir los hogares en esta zona de Norte de Santander. 

Sin embargo, afirma que su infancia fue muy buena, ya que estaba rodeado de las cosas que le encantan, como el campo, los cultivos, la tierra, el agua y las montañas. 

LEER: ‘MarceTega’ la voz dulce de Ábrego para el mundo

RAPERO 

Por las venas de Iván recorre la esencia hip hop; aparte de hacer grafitis o murales, es también un cantante de rap, uno de los elementos que componen esta bella cultura.

Conoció el rap practicando ‘break dance’, pero a causa de una lesión, abandonó su practica. Luego de este suceso empezó componer sus primeras rimas en este género urbano.

Creó por un tiempo un grupo de rap con un compañero de colegio que se llamó ‘Reyes Magos’, donde comenzaría a sacar sus primeros álbumes underground. 

En la actualidad es solista, conocido en la escena como ‘Asimétrico’, está trabajando en su primer álbum que espera sacarlo en un tiempo no muy lejano.

LEER: Motilonas Rap, la voz protesta del Catatumbo

ORGULLO CATATUMBERO  

El Catatumbo es un tierra que desde que entras en sus pueblos no quieres salir, así lo comenta este joven, que siente en el campesinado catatumbero mucha inspiración.

Aunque la región ha sido azotada por el terror y las multinacionales, que llegan a explotar sus tierras, se siente lleno de alegría al ver las montañas, los ríos y las costumbres. 

Asegura que a pesar del abandono estatal, en la región existe mucho talento, músicos, artistas plásticos, muralistas y copleros integran estas hermosas tierras. 

Es por ello que es importante que sigan apareciendo todas estas manifestaciones, pero que también exista un apoyo real al arte y la cultura de nuestro amado Catatumbo. 

LEER: ‘La Casa Amarilla’, una esperanza colorida para el arte de Ocaña

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here