Publicidad

Los planes de desarrollo, son los instrumentos institucionales que tienen las organizaciones o los gobiernos, para fijar derroteros que demarquen el accionar de su gestión por determinado periodo; en el caso particular que nos atañe, el PMD de Ocaña 2020 – 2023, debe ser un documento que recoja el sentir de un territorio que padece una creciente problemática social, política y administrativa. 

Las esperanzas plantadas en el corazón de los ocañeros por la llegada de la nueva administración es innegable, las expectativas son altísimas, la ilusión de ver mejor a la ciudad es el común denominador de sus habitantes, de esto surge el primer gran interrogante, ¿estará el nuevo gobierno municipal a la altura de tan ambiciosas expectaciones? 

Es insoslayable la precaria situación financiera en la que históricamente ha estado el municipio, generando grandes limitaciones para los mandatarios de turno, ¿pero esta situación es nueva?, por supuesto que no, es de público conocimiento la precaria cultura de pagos tributarios por parte de los ocañeros, sumándole el poco desarrollo industrial en la ciudad, dejando unos recursos propios irrisorios; Pero no se puede quedar allí, como se mencionó, esta difícil situación financiera la conoce hasta el más neófito de lo público, eliminándolo como argumento eximidor. 

Conoce el Plan de Desarrollo AQUÍ

Un elemento clave y diferenciador que debe tener un alcalde de municipios como Ocaña, es la capacidad de gestión, ahí está el quid del éxito de un mandatario; articular procesos con el gobierno departamental y nacional es imperativo, correlacionar los planes, programas y proyectos es fundamental para lograr dicha gestión. 

Los gobiernos territoriales, deben incorporar en sus políticas públicas, elementos acordes con las realidades que hoy se viven; no se puede soslayar ni dar la espalda a la crisis sin precedentes provocada por la pandemia del COVID-19; los esfuerzos deben estar dirigidos a mitigar los rezagos económicos y sociales que está dejando el coronavirus. 

Los programas y proyectos en el sector productivo deben robustecerse, generar acciones pertinentes y reales como estrategia de solución es imperativo. En otras palabras, la prioridad para este cuatrienio debe ser la atención a las vicisitudes sui generis que hoy padece el mundo, supeditando intenciones previas ajenas a esta realidad. 

PLAN DE DESARROLLO ‘MÁS POR OCAÑA’

Adentrándonos en el estudio del borrador del PMD de Ocaña presentado por la Secretaría de de Planeación Municipal y el equipo formulador del plan, se deben referenciar dos tipos de análisis, ambos importantes; uno el de forma, que es el que sustenta la parte teórica y argumentativa del plan y el otro el de fondo, enmarcado en los programas y presupuestos propuestos. 

En primer lugar, inicio exaltando la labor del equipo de gobierno y el equipo del plan, quienes seguramente han tenido que sortear de la mejor manera, la hirsuta situación por la que hoy atraviesa el mundo a causa de la pandemia. 

Al estudiar holísticamente el borrador del PMD, sin dejar a un lado las particularidades del mismo, se encuentra con preocupación el desligamiento de todos los componentes del documento; La visión que se plantea parece un escrito de otro libro, el contenido del plan así lo refleja; por otro lado, considero que el objetivo general es parco, superfluo e inocuo, resumir este en solo “procesos administrativos” lo corrobora. Se repite el escenario al analizar los objetivos de cada una de las líneas con los programas propuestos; estos últimos en nada reflejan el objetivo de la línea estratégica. 

Conoce el Plan Plurianual de inversiones AQUÍ

La parte diagnóstica de cada sector, deja ver la carente investigación que hubo al realizarla, se contemplaron únicas fuentes tomándolas como verdades absolutas y copiándolas de manera taxativa, desconociendo fuentes secundarias y terciarias que seguramente les permitiría robustecer este importante componente del plan. 

En los programas la situación no es más alentadora, al no recoger el sentir de la ciudadanía, se proponen acciones desligadas de la realidad, desconocen en casi todo la parte diagnóstica, que aunque incompleta y muchas veces descontextualizada, se tiene que contemplar; por solo mencionar un ejemplo, las palabras “cultura ciudadana” aparecen seis veces en el borrador y, la visión general hace clara alusión a este concepto, al definir como valores primordiales, ‘el respeto y la tolerancia’, sin embargo, dentro de los programas no se encuentra uno solo que vaya tendiente a esta área. 

Quise hacer un aparte especial para la que considero la línea llamada a liderar el PMD, dada su envergadura, innovación y proyección, me refiero a OCAÑA MÁS CIUDAD, MÁS REGIÓN, lamentablemente, los programas planteados en nada tienen que ver con la línea estratégica, se descuidan componentes esenciales como el turismo, el empleo, el desarrollo industrial y tecnológico, parece un adorno del plan, no se le ve proyección. 

Por último, exhortar a la Administración Municipal a revisar lo anteriormente planteado, la trascendencia e importancia del documento más importante de un territorio, requiere toda la rigurosidad y profesionalismo en su elaboración, confiamos en la capacidad e idoneidad de su equipo asesor para estos menesteres.

LEER: ¿En Ocaña salieron a contagiarse del covid-19 o a sobrevivir?

2 Comentarios

  1. Muy bien contextualizado gemelo. Aunque desconozco el Plan de Desarrollo, lo visualizo a través de tu artículo, y si es así, se debe replantear para incluir verdaderas políticas encaminadas a fortalecer el municipio para enfrentarnos a lo que viene post covid 19. Aunque ha tomado por sorpresa al mundo entero, ha desviado todo los derroteros y todo lo que estábamos acostumbrados a seguir. Muy bien, te felicito y agradezco tu aporte para la ilustración de todos los ocañeros. Muchas gracias y te auguro éxitos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here