Reversazo de la diócesis de Ocaña; No volverán las misas en cuarentena

La diócesis de Ocaña había establecido un protocolo de bioseguridad para llevar a cabo desde este  27 de abril hasta el 11 de mayo sus eucaristías. 

La misiva emitida por la máxima representacion de la iglesia católica en Ocaña, señalaba unos lineamientos anticontagio que tenían que seguir sus feligreses.

Pero el nuevo decreto del gobierno nacional echó para atrás lo concretado por la diócesis de la ciudad y se mantendrán las misas virtuales. 

El nuevo edicto afirma que no pueden existir templos abiertos hasta nueva disposición y que las misas se seguirán transmitiendo por los canales autorizados. 

Este reverso se da con el fin de evitar las conglomeraciones y el contacto físico entre los congregantes y se invita a los fieles a seguir su fe desde las casas.

LEER: Alcalde de San Martín anuncia fallecimiento de mujer infectada por coronavirus

LOS PROTOCOLOS

Debían tener en cuenta lavarse las manos muy bien antes de salir de su casa, si presentaban gripa abstenerse de ir y usar obligatoriamente tapabocas para asistir. 

Al llegar al templo, debían ingresar por la puerta lateral o la casa cural, donde estaría una persona proveyendo desinfectante en las manos del visitante. 

Las misas iban a volver a todas las iglesias católicas en Ocaña.

Dentro del templo se debía acomodar a la distancia prevista cumpliendo el reglamento. Las bancas estarían identificadas donde las personas se podían sentar.

A la hora de comulgar, debía existir una distancia de mínimo de un metro en la fila y posteriormente recibir la comunión en la mano. Para saludarse se debía inclinar levemente la cabeza. 

LEER: Muere segundo paciente confirmado con coronavirus en Río de Oro

DECISIÓN IRRESPONSABLE

Aunque se tenía un lineamiento de higiene para dar aperturas a las misas, no dejó de ser un acto irresponsable de la diócesis de Ocaña, conociendo la situación de salud a nivel mundial. 

Se hizo un rastreo en la red para conocer en qué otras partes del país se llevarían de este mismo modo las misas, y no se encontró un caso similar.

Solo en San Juan de Pasto, Nariño, un sacerdote violó la cuarentena con sus feligreses para celebrar una misa en época de semana santa.

Pero la asistencia como se haría en Ocaña era hasta el momento única en el país. Lo que debe prevalecer en esta crisis es proteger la salud de cada ciudadano.

LEER: Rio de Oro y Aguachica confirman nuevos casos de coronavirus

le puede interesar