Los ocañeros no tienen garantias de bioseguridad para viajar.
Publicidad

El reporte de la Superintendencia de Transporte expresa que la terminal Alvaro Arévalo Ferrero de Ocaña no es bioseguro.

La terminal de Ocaña presenta un riesgo alto de contagio de COVID-19, así lo reporta la Superintendencia de Transporte.

Según la entidad, la terminal de transportes Alvaro Arévalo Ferrero ha cumplido solo con el 77 % de los protocolos de bioseguridad exigidos.

La poca vigilancia de las autoridades hace de este lugar un espacio de riesgo alto de contagio.

Teniendo en cuenta que el promedio nacional es de 97,9 %, el centro de pasajeros de Ocaña se constituye como un lugar con riesgo alto de contagio.

Los 20 puntos por debajo de la media nacional demuestran que la entidad no le garantiza a los viajeros un espacio y servicio libre de COVID-19.

LEER: Así lamenta Colombia la muerte del médico que curaba pacientes con su cariño

RIESGO ALTO

La terminal de Ocaña presenta cifras preocupantes en cuanto a los avances de aplicación de protocolos de bioseguridad para empleados y pasajeros.

En primer lugar no cuenta con espacios para la disposición temporal de elementos de uso personal de empleados, tampoco hace seguimiento a personas con síntomas.

 

Reporta además que no capacita sobre los protocolos al personal, no cuenta con protocolos para la limpieza y desinfección tanto en la terminal como en los vehículos.

Ante esta realidad, las autoridades municipales deben actuar para que se cumplan los requerimientos exigidos y así evitar la propagación del COVID-19.

LEER: Como los ‘africanos del coronavirus’ realizan sepelio de ciudadano venezolano en Ocaña

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here